lunes, 25 de febrero de 2013

GUAJONA


La Guajona, que en otros tiempos recibió el nombre de Lumia, es una vieja delgadísima y siniestra... tapada de la cabeza a los pies con un manto negro... Lo único que se le ve son las manos... renegridas y sarmentosas, los pies... que en realidad son patas de pájaro... y la cara, una cara amarilla, rugosa, consumida... sembrada de pelos y verrugas... con ojos diminutos y brillantes como estrellas... nariz aguileña y una boca de labios delgados y descoloridos en la que se ve un único diente, negro y enorme como un puñal... pues le llega hasta por debajo de la barbilla...La Guajona no vive de día y nadie sabe dónde se mete a la luz del sol... aunque se cree que bajo tierra o en profundas cuevas... Por la noche sale y pasa como una sombra confundiéndose entre estas... Entra en las casas sin hacer ruido... se acerca a los niños y jóvenes sanos cuando están durmiendo y les clava su diente largo y afilado en una vena... para de esta manera beberles la sangre y dejarlos descoloridos y débiles... Es, por tanto... la mujer vampiro de Cantabria.A pesar de su crueldad, hay que decir que sus ataques no son mortales y no mata a sus víctimas...Guajona es un aumentativo de Guaja, presente también en la vecina mitología asturiana como Guaxa

No hay comentarios: