lunes, 14 de marzo de 2011

LEDA

Joseph Stella
La hermosa hija de Teslio, estaba casada con el rey de Esparta Tindáreo.
Muchas son las versiones sobre su mito, todas relacionadas con Zeus transformado en cisne.
Un día, paseando por las orillas del río Eurotas, Zeus quedó prendado de su belleza. Conociendo el carácter de los espartanos, pensó en seducirla, pero no con su forma original, sino como un cisne, un cisne en aprieto, perseguido por un águila.
Leda no pudo evitar los encantos del cisne, y se unió a él, quedando embarazada. Por la noche, volvió con su marido, haciendo con él también el amor.
Pasado un tiempo, Leda puso 2 huevos, naciendo tanto hijos de Zeus: Pólux y Helena,  como de su marido:, Clitemnestra y Castor
Otros comentan que solo fue un huevo, del que salieron todos menos Clitemnestra, la verdadera hija del matrimonio
Otra versión cuenta que el objetivo de Zeus, no era otra que la diosa Némesis. Esta se resistía a sus encantos, y se transformaba en diferentes animales para poder así escapar del dios mientras este hacía lo mismo para conseguirla. Aprovechando que ella se transformó en oca, él lo hizo en cisne, y así, se pudo acercar lo suficiente, y la violó. Puso los huevos, que fueron entregados a la reina por unos pastores, y  esta los cuidó como si fueran suyos. En compensación, además de los hijos de Zeus, también salieron suyos y de Tindáreo.
Por cuidar de sus hijos, Némesis, divinizó a Leda.
Castor y Pólux siempre permanecerán unidos, conociéndose como los dioscuros, y vivirán muchas aventuras. Helena, se casará con Menelao, y Clitemnestra, lo hará con Agamenón
Rubén Darío, le dedicó un poema: 

Alexandre Voronko

El cisne en la sombra parece de nieve;
su pico es de ámbar, del alba al trasluz;
el suave crepúsculo que pasa tan breve
las cándidas alas sonrosa de luz.
Y luego, en las ondas del lago azulado,
después que la aurora perdió su arrebol,
las alas tendidas y el cuello enarcado,
el cisne es de plata, bailado de sol.
Tal es, cuando esponja las plumas de seda,
olímpico pájaro herido de amor,
y viola en las linfas sonoras a Leda,
buscando su pico los labios en flor.
Suspira la bella desnuda y vencida,
y en tanto que al aire sus quejas se van
del fondo verdoso de fronda tupida
chispean turbados los ojos de Pan.


raíz de esta leyenda, se incluyó en las constelación, el cisne


2 comentarios:

Abraham dijo...

¡¡Gracias!!

Jorge dijo...

¡Felicitaciones, Maricarmen! Te envidio la producción constante y la calidad. Un abrazo