martes, 2 de febrero de 2010

DELFINE

Guardiana de la gruta Cilicia.
A pesar de lo que pueda parecer, era un monstruo muy feo, mitad mujer, mitad dragón, que trabajaba a las órdenes del dios Tifón. En una ocasión, este, le arrancó los músculos y nervios de Zeus, para evitar que participara en la guerra contra los gigantes. Los ocultó en una piel de oso, y se los dio a Delfine para que los custodiara.
Pero en un descuido, Pan y Hermes, consiguieron arrebatárselos a la monstruo, se los entregaron al padre de los dioses, para que siguiera en la batalla. Fue castigada por Zeus con sus poderosos rayos.