jueves, 30 de diciembre de 2010

ORIÓN EL CAZADOR

Ilustración de Jillian Gilliland
Orión era un gigante, hijo del dios Poseidón. Su madre, bueno, hay 2 teorías: una de ellas, dicen que es hijo de Gea, la diosa tierra. La otra historia, la más aceptada, es que era hijo de Euriale, reina de las amazonas, y gracias a ella, heredó su hermosura, y su talento de cazador, considerado el mejor del mundo. Se le conocía como el Cazador de Beocia, ciudad donde nació.
Su padre, le dió el don de caminar sobre las aguas.
Era muy arrogante, tanto como su gran tamaño, y eso le metió en muchos problemas.
Se casó con una joven llamada Side, muy hermosa, tanto que Hera, envidiosa, la arrojó al Hades.
A parte de esto, hay muchas leyendas de como vivió y sobretodo, de como murió.
Viajó a la isla de Quíos, en donde se enamoró de la hija del rey Enopión, la hermosa Mérope. Le pidió que se casara con él, y ella aceptó, pero a la hora de pedirla en matrimonio al rey, este le indicó que previamente deberia pasar una prueba: matar a unos animales dañinos que estaban arruinando las cosechas de su reino. Y así lo hizo, pero el monarca se arrepintió y le negó la mano de su hija. En su negativa, intentó aprovecharse de la joven, y el rey le dejo ciego. Aquí, la historia diverge:  unos cuentan que Orión intentó vengarse del rey, pero no encontrándolo en su palacio, descargó su ira con todo ser viviente que se encontraba en su camino.
Viendo la matanza que estaba realizando, la diosa Gea se enfureció,  le advirtió que si no cesaba, ella le haría parar, y lo hizo, enviándole un escorpión mortal. En sus últimos momentos, se dio cuenta de lo que hizo y lloró, y Zeus, padre de los dioses, se apenó de él, y lo colocó en el cielo, acompañado de sus fieles perros y de una liebre para recordar al cazador.


Le pidió al gran dios, el dominio de las tormentas, de los hielos y las nieves, para vengarse de Gea, más abundantes en la tierra cuando aparece en el firmamento, en invierno.
Otra historia cuenta que se fue de la isla, y recobró la vista en la isla de Lemnos, al exponer sus ojos a los rayos del dios Helios.  A partir de entonces, acompañó a la diosa Diana y murió por una flecha de la diosa, ya que esta se enfureció al oir al gigante decir que era capaz de cazar a todos los animales de la tierra. Arrepentida por tan duro castigo, le elevó al cielo.

Orión el Ciego buscando el sol, por William Hazlitt
También dicen que su muerte, por la flecha de Diana, fue debida a los celos que Apolo sentía por el cazador. Este, retó a su hermana a alcanzar con su arco, un bulto que había en un lejano lago. El bulto resultó ser la cabeza del gigante que se encontraba nadando.
Diana junto al cuerpo de Orión, Daniel Seiter
Un día, mientras estuvo en Creta con Diana, vio a las Pléyades, hijas de Atlas y se encaprichó de ellas, y las perseguia constantemente. En su angustia ellas rezaban a los dioses para cambiar su forma, y Zeus, las convierte en palomas para escapar de él, y posteriormente,  las convirtió en constelación .

1 comentario:

Abraham dijo...

Orión es, sin duda, una de las constelaciones más impresionantes del cielo de invierno.

En la versión que yo conozco, Artemis (Diana) castiga a Orión por haber cazado una de sus ciervas sagradas. Le manda un escorpión que lo mata mientras duerme.

Por eso, Orión y Escorpión (en posiciones opuestas del firmamento) parecen constantemente rehuirse y perseguirse.