miércoles, 20 de octubre de 2010

EL RATONCITO PEREZ Y EL HADA DE LOS DIENTES


¿A quien no se le ha caído alguna vez un diente?
Nuestras preciosas perlas, son los pequeños tesoros que quieren tener estos dos personajes.
En España, y parte de latinoamérica, el Ratoncito Pérez, se encarga de recoger los dientes que se le caen a los niños, y que depositan debajo de su almohada, a cambio de algún pequeño presente.
Lo mismo hace el Hada de los dientes, pero pero en los pueblos de origen anglosajón.
Los dos son considerados seres pequeñitos, que se ocultan durante el día, y que salen por la noche a la búsqueda de sus preciados tesoros, los dientes.

Ya en la edad media, se contaban estos cuentos, aunque estaban más bien relacionado con la brujería, diciendo que los dientes perdidos se debían arrojar al fuego, para tener que evitar buscarlos después de la muerte, y para que las brujas no se hicieran con ellos y hacer así pociones.

Los pueblos vikingos, y en otras culturas nórdicas, daban regalos a los niños que se les caía los dientes, ya que estos, eran posteriormente dados a los guerreros, porque decían que le traerían suerte en la batalla.
Lo que harán después con los dientes, nadie lo sabe.

1 comentario:

Judith Bascones dijo...

Que bello blog, me ha encantado, es una belleza como vistes las leyendas y la literatura infantil. Un abrazo. Judith