viernes, 6 de agosto de 2010

HOLDA, HULDE O FRAU HOLLE

Esta diosa germana, tiene como origen a la mujer de Odín, Freyja, ya que como ella, es la diosa de la fertilidad, del amor, del tiempo atmosférico, aunque principalmente el invierno, de hecho, en muchos lugares, se la llama Madre Nieve (Frau Holle, cuento de los famosos hermanos Grimm).
Esta hermosa diosa de cabellos dorados, es la matrona de las tareas domésticas de las mujeres (sobretodo el hilado de lino) de los buenos alumbramientos, el invierno,  el matrimonio, animales domésticos, con las brujas, y con las cacerías salvajes.
Premia a las mujeres trabajadoras (mas concretamente, a las hilanderas), terminando el trabajo de estas por la noche, y castigando  las perezosas, deshaciendo su trabajo
 Hulde es descrita viajando a lomos del viento para observar los actos de las personas y asi premiar con regalos a aquellos que se han comportado de manera honrada.
Holda parece personificar el clima que transforma la tierra. Crea la nieve cuando sacude sus grandes almohadones de lumas, la lluvia, a que se encuentra lavando la ropa, y las nubes, su ropa puesta a secar. La niebla se debe al humo de sus hogueras, y los truenos se escuchan cuando enrolla el lino en ruecas.

 Ilustración por Hermann Vogel

Aunque es soltera y virginal, vela por los niños en su más tierna infancia. Se dice que posee una piscina sagrada, a través del cual las almas de los niños recién nacidos entran en el mundo.
En el norte de Alemania, se la relaciona con procesiones de muertos, rodeada de almas de niños no natos o que murieron antes de ser bautizados, por lo que se toma a la diosa como protectora de almas de los niños, tanto en este mundo como en el de los muertos.
Con la entrada del cristianismo, como otras tantas deidades paganas, acaba siendo satanizada. Se creía que cabalgaba a lomos de una escoba, delante de las comitivas de brujas. Pasa a ser  líder de las mujeres (teniendo en cuenta que las mujeres, eran tomadas como de naturaleza malvada) y los espíritus nocturnos femeninos