jueves, 17 de septiembre de 2009

LOS OCHO INMORTALES


También conocidos como los 8 genios (en lo referente a Occidente), los 8 inmortales, llamados en China como los Hsien (que dan nombre a la flor de hortensia) y fueron un grupo de personas que gracias, según unos a las prácticas mágicas del taoísmo, otros, según las doctrinas del Tao, alcanzaron la inmortalidad.

Aunque vivieron, como quien dice, cada uno por su lado, por lo general siempre se les representan juntos.
Los poderes de cada inmortal pueden ser transferidos a instrumentos que pueden servir tanto para destruir el mal como para dar vida, son los An Baxian .

Los inmortales son:
Ts'Ao Kuo-Chiu, el de corazón virtuoso. Tenía un hermano menor llamado Cao Jingzhi que asesinó a un hombre. Nadie se atrevió a acusarle debido a su relación con la reina y Ts'Ao acabó tan abrumado por la pena que le produjo su hermano que renunció a todo lo que le rodeaba, ocultándose en una cueva donde se dedicó a la meditación y al estudio del Tao. Vestía arapos y a veces se pasaba los días sin comer. Un día entraron en la cueva dos inmortales que que le preguntaron que si era verdad que allí cultivaba algo y el qué. El respondió que el Tao. Le preguntaron que dónde estaba el Tao y él señaló hacia el cielo. Volvieron a preguntarle que dónde estaba el cielo y él señaló a su propio corazón. Los inmortales, riendo, le dijeron "tu corazón es uno con el cielo y el cielo es uno con el Tao. Has llegado a un profundo conocimiento". Entonces compartieon con él el secreto para volver a la perfecta armonía con la naturaleza y le persuadieron para que se uniera a los inmortales. Por otro lado cuentan que descubrió el secreto de la inmortalidad en un pergamino que halló en una caja de jade dentro de una cueva. Racitó las palabras allí escritas, y una cigüeña apareció y se lo llevó a Mientras lo recitaba, la cueva se llenó de luz y apareció una cigüeña que lo llevó a la K'un Lun.
Chung Li Ch'uan, el frívolo , el segundo más anciano y líder del grupo tras Li T'eih-Kuai. Se le conoce como el primer maestro del Yang verdadero. Posee un abanico con el cual pude revivir a los muertos y transformar las piedras en oro y plata y con el que salvó a China de una hambruna que la azotaba. Representa a los militares y a la abundancia. Hijo de un príncipe de segundo rango, siendo niño, ya soñó con la inmortalidad. Luchó contra los tibetanos, pero fue derrotado, convirtiendose en fugitivo. Un día se encontró con un sacerdote que le guió hasta un pueblo en donde vivía el maestro taoísta Donghua, y que allí pudo alojarse. Explicó al maestro que después de todo lo que le había sucedido, quería estudiar los misterios de la inmortalidad. El anciano le instruyó no solo sobre esto, también de la obtención de la piedra filosofal y el manejo de la espada de doble filo. Con el tiempo, se retiró a las montañas y descubrió el elixir de la vida mientras meditaba. Fue premiado con la inmortalidad por los alquimistas, que le obsequiaron con una píldora mágica dentro de una caja de jade, tras lo cual abandonó el mundo. Sus emblemas son su abanico, que representa la delicadeza, y un melocotón, símbolo de la longevidad.
Ho Hsiang-Ku, la vírgen, es la única mujer del grupo (aunque Lan Ts'Ai-Ho también es representado a veces como mujer). Provenía de una familia rica . Cuando tenía catorce o quince años, un personaje divino se le apareció en un sueño y le ordenó que comiera polvo de mica para que su cuerpo se volviera etéreo e inmune a la muerte. Hizo votos para permanecer virgen. Poco a poco dejó de comer. Ascendió a lo alto en plena luz del día y se transformó en inmortal. Su símbolo es la flor de loto, que mejora la salud física y mental.
Han Hsiang-Tzu, el musico, conocido también como El Sabio Puro. Es el patrón de la música y tiene el poder de lograr que las plantas crezcan y florezcan al son de la música de su flauta. En su juvgentud era un irresponsable, vagabundeando con Lu Tung-Pin. Con el tiempo, juntos empezaron a estudiar el Tao. Una vez, su amigo le pidió que subiera a un melocotonero para bajarle uno de sus frutos. Al bajar, cayó al suelo y murió, siendo así liberado de su cuerpo físico y transformándose en inmortal. Se le representa con su flauta, que simboliza la armonía, y a veces con unas castañuelas y un pequeño horno o crisol como símbolo de su nivel como alquimista. Junto a él suele aparecer el melocotonero desde el que al caer logró la inmortalidad.
Lan Ts'Ai-Ho, el poeta, es el menos conocido. Su edad y sexo son una indeterminados, por lo que se piensa que podría ser hermafrodita. Patrón de la horticultura y los floristas. En la forma más popular se le representa como un joven o niño afeminado, aunque también puede aparecer como un anciano o, una mujer joven. Su símbolo es una cesta de bambú que a veces lleva en el hombro colgando de un azadón. Dentro hay flores asociadas con la longevidad, como brotes de bambú y pino, ramas de ciruelo sin hojas y crisantemos. Es conocido por su comportamiento estrafalario y andrajoso. También se le representa como una artista y bailarín callejero que regala a la gente pobre el dinero que gana. Gusta de improvisar canciones cuando está borracho.


Lu Tung-Pin, el filósofo. Es el más conocido y es considerado por algunos el líder. Suele aparecer representado como un erudito, llevando una espada para alejar el mal y un espanta-moscas. Es adorado por los enfermos y honrado como erudito. Cuentan que, se presentó al examen imperial, pero falló. En un sueño, vió que lo aprobaba, y vió como a raiz de ello su vida cambiaba radicalemente, de gran exito pero envidiado por muchos, acabando sus días en la calle. Al desperta se da cuenta que el sueño se había cumplido. Con una nueva oportunidad, partió para aprender el Tao. Sometido a diversas tentaciones, llega a adquirir una espada mágica para expulsar a monstruos y dragones de China.
Li T'eih-Kuai, el médico o el que proteje a los enfermos , también se le conoce como "Li, el del bastón de hierro". Es el más anciano. Irascible y malhumorado, pero también benévolo con los pobres, enfermos y necesitados, cuyos sufrimientos alivia con la medicina que lleva en una calabaza. Por la noche es capaz de hacerse tan pequeño que puede dormir dentro de su calabaza. Antes de convertirse en inmortal Li Tieguai había sido dotado por la naturaleza de una imponente presencia. Pero Laozi le convocó en una de las cinco montañas sagradas de China y Li tuvo que dejar su cuerpo terrenal al cuidado de una de sus pupilas, diciéndole que esperase un empo, y si no volvía, que lo incinerara. Al parecer la pupila lo quemó antes de tiempo, por lo que Li, buscó otro, el de un mendigo muerto muy demacrado. Con ese cuerpo, alcanzó la inmortalidad. Su simbolo es una muleta de hierro.
Chang Kou-Lao el ermitaño. Maestro del Profundo Conocimiento .Su símbolo es un tambor de bambú con forma de tubo que simboliza la longevidad y dentro del cual lleva unos palillos de hierro usados como castañuelas. Posee una mula que puede doblar y plegar como si fuese de papel y guardarla en su carpeta cuando no la utiliza. Cuando desea volver a montar sobre ella, le echa un chorro de agua con la boca y el animal vuelve a su aspecto normal. Su afición: hacer un licor de hierbas que gustaba mucho al resto de los ocho inmortales. Representa a los ancianos. Vivió practicando la alquimia ocultista. En vida, afirmaba tener varios cientos de años. Los emperadores, acudían a sus consejos y era frecuentemente preguntado por la inmortalidad, tema que siempre evitaba.Ya muy mayor, cayó enfermo y regresó a las montañas de Hengzhou para morir. Cuando sus discípulos abrieron la tumba, la encontraron vacía.

1 comentario:

odoagro dijo...

¿volvistes?....buena entrada, joer con los 8 magnificos.
Un saludo.