jueves, 23 de julio de 2009

LAVANDEIRA DA NOITE O LLAVANDERA

Ilustración de Alberto Álvarez Peña


En los montes del norte de España, en las noches oscuras y de tinieblas, se escucha en lo profundo del bosque, unos golpes secos, contínuos, constantes.
Es la llavandera lavando las ropas en los rios, con su pala, contra las piedras.
No le gusta ser observada, por lo que llega a ahogar a quien la mira, ensuciando las ropas, que tiene volver a lavar en el río.
Ni viva ni muerta, esta criatura amante del bosque, esta vieja arrugada ayuda a cuidar el bosque. Lo ama y protege.
Considera que turistas y jóvenes, son los responsables del mal que hay en ellos: basura, incendios, por lo que si estos están en apuros, no se molestará en ayudarlos. Al contrario con la gente mayor de los campos, que aprecian a los bosques. A estos no dudará a ayudarlos si se encuentran perdidos.
Nadie sabe donde vive. Se cree que por el día se refugia en los huecos de árboles centenarios, y por la noche, cuando no está lavando, anda caminando vigilando los caminos del bosque.
Es similar a la “lavandera del vado” de Irlanda, o la bean nighe de Escocia.
Si uno se topa con ella, lo mejor es pasar de largo sin molestarla.

1 comentario:

odoagro dijo...

No deja de sorprenderme tu blog, me parece muy original y fantástico, animo.