viernes, 24 de julio de 2009

ECO


Eco,de Alexandre Cabanel




Ninfa del monte Helicón, fue criada por otras ninfas y educada por las musas.
Tenía un don: capaz de que todas las palabras sonaran como cantos de pájaros, haciéndolas parecer de lo más hermosas, incluso de las palabras más vulgares.
Confidente secreta de Zeus, le ayudaba en sus salidas amorosas entreteniendo con su alegre charla a la celosa Hera.
Pero cuando la diosa se dio cuenta de los engaños en los que la ninfa era encubridora, Hera la condenó a que no hablase sino después de los demás y a no repetir más que las últimas sílabas, por lo que era capaz de mantener una conversación, por lo que se retiró a vivir al campo.
Allí, vio por primera vez a Narciso, y acabó enamorándose profundamente del joven, pero él la abandonó aburrido de oír siempre el sonido de sus propias palabras en la boca de la ninfa.
su amor, languideció y se consumió hasta no quedar de ella más que su voz.
Otro mito un tanto más sangriento, cuenta, que la ninfa, pertenecía al coro del dios Pan.
Se dedicaba a cantar y a bailar, rompiendo el corazón a los hombres.
Pan, molesto por el despecho de la ninfa a las peticiones de amor de los pastores de Pan, acabó ordenando que fuera despedazada por unos pastores y sus perros. Sus restos se esparcieron por toda la tierra, quedando solo la voz en su recuerdo. Se cuenta, que Eco y Pan tenían dos hijos, Yambe y Lince.

2 comentarios:

odoagro dijo...

Bueno Queso, tenia preparada una entrada sobre Eco, jajajjjaa en fin la relegaré un poco, ¿por cierto? me maravillo con tu blog.

Galastah dijo...

Le he echado un vistazo a tu blog y está realmente genial. Se nota que te encanta la mitología. A mí también me gusta, no sólo la clásica, sino todas, y también la literatura fantástica. Saludos y muchos ánimos con tu blog. Te añado a mi lista de favoritos.