martes, 26 de mayo de 2009

BROWNIES


Estas afables criaturas, relacionadas con los duendes, son típicas del folklore escocés.
Son unos incansables trabajadores, "pagando" así, a las familias en cuyos hogares viven.
Son bondadosos y cariñosos con dichas familias, y las acompañan donde estas vayan, aunque tienen cierta predilección por los niños de las casas, únicos que son capaces de verlos.
No son lo que se consideran, una belleza. Son muy peludos, de colores marrones y castaños. Sus ropas están por lo general raídas, cuando las llevan, destacan esos sí, por unos llamativos botones amarillos y unas grandes gotas. Lo que más le gusta, es el dulce, que lo buscan ansiadamente, nunca lo aceptan como regalo, pues se sentirían despreciados y se marcharían. Así que las amas de casa, lo que tienden a hacer, es que lo dejan, como "despiste", para que ellos lo tomen sin sentirse mal. Lo mismo ocurriría si se les ofreciera dinero por su trabajo, se marcharían.
Actúan principalmente por la noche, cuando la familia duerme. Labran, aran la tierra, cuidan el ganado, y lo que más le gusta a los escoceses: hacen una cerveza muy rica. De hecho, la roca hueca donde se fermentaba la malta se llamaba "roca del brownie".
Sus territorios abarcan desde Inglaterra, hasta Escocia e Irlanda. Son bajos y extremadamente peludos. Escocia es su tierra favorita, allí se los apreciaba mucho por su colaboración inestimable en la fabricación de cerveza. , ya que éstos seres diminutos aceleraban su fermentación con el aliento.
Deben sobretodo popularidad al escritor Robert Stevenson, que aseguraba en algunos de sus relatos, que vivía con una familia de estas afables criaturas, y que le servían de inspiración.

No hay comentarios: