miércoles, 27 de mayo de 2009

ALVEN VAN HOLLAND

Hay poca información sobre estos diminutos seres.
Son originarios de Holanda.
Son seres de luz y aire, que viven en las cercanías de rios y estanques, jugueteando en el agua, salpicando a las muchachas que van allí a lavar, a los enamorados que pasean junto a Rhin, y desatando los nudos de los jóvenes pastores que acercan sus rebaños a las aguas, y de paso, poder descansar.
Aman las flores, y, como es de suponer, sienten gran pasión por los tulipanes, que son mimados y cuidados por ellos con mucho celo.