martes, 10 de febrero de 2009

NUBERU. EL DUENDE DE LAS TORMENTAS


Tambien conocido como Ñuberu, Nubeiro.
Este personaje popular del norte de España, es conocido como el señor de las tormentas y la lluvia, el granizo y las nieves.
Tuerto, viste con arapos, y destaca en él un gran sombrero negro de gran ala y su larga barba. Dicen que es muy grande. Algunos cuenta que también tiene un par de pequeños cuernos en la cabeza. En Asturias, son considerados feos, de ahí el dicho popular en algunas zonas de Se los considera feos, diciéndose de forma popular que se es más feo que el nuberu.

Por otro lado, en Cantabria, se los describe como genios traviesos, pequeños, regordetes y cara pérfida, montados siempre en nubes oscuras.
Camina dando dos pasos hacia delante y uno hacia atrás, aunque cuando tiene que ir mas rápido, se desplaza montado en las nubes por todo el mundo, arrastrando tras de sí, muchas veces, una densa niebla. Vive en lo profundo del bosque, por lo general en cuevas profundas.
De caracer facilmente irritable, siente un gran amor por la naturaleza, por lo que todo lo que la destruya, se venga en su nombre, como con los cazadores y leñadores, a los que persigue hasta que estos se acaban perdiendo en sus dominios, o los acosa hasta que acaban despeñados.
Sin embargo, cuando alguien le hace algún favor, le recompensa librando sus tierras de las tormentas y regándoselas en época de sequía, por lo que es considerado el señor de los rayos, las nubes y las tormentas.

Cuando se aburre, se entretiene lanzando rayos a los pobres animalillos del bosque, y arruinando las cosechas de los hombres con el granizo.
(Ilustración de Alberto Alvarez Peña)
Es bastante temido tanto en Cantabria como Asturias, por los destrozos que producen en los pueblos en las temidas noches de aguaceros y tempestades. Es por ello que durante las horas de oscuridad los lugareños encienden velas y tañen campanas y cencerros para ahuyentarlos. Hay que tener cuidado con ellos en la mar, pues pueden hacer volcar los botes de los pescadores.
Los vaqueiros de los prahos, también los conocen como escolares, siendo un escolar un aprendiz de brujo que aspira a convertirse en nuberu y que es de pequeña estatura.
En Asturias, otro de los nombres que otorga la tradición es el de Juan Cabrito.

Un día un rayo mató una vaca y con el rayo cayó un Nuberu a tierra. Se encontró con dos jovenes pastores cuidando el ganado. Al principio le tenían miedo pero él les tranquilizó y les dijo que se llamaba Juan Cabrito, les pidió permiso para pasar la noche en su cabaña. Por la mañana , con el fuego de leña verde subio a las nubes se despidió de ellos, dándoles las gracias y les dijo "Si vais a la ciudá de Brita entrugais por Xuan Cabrita". Pasó el tiempo y uno de los muchachos embarcó para conocer mundo, pero el barco naufragó y llegó como pudo a tierra. Vivió de la caridad hasta que llegó a un pueblo que se llamaba Brita, se acordó entonces de la despedida del Nuberu y preguntó cuál era la casa de Xuan Cabrita. Al picar a la puerta le recibió la mujer del Nuberu que le dijo que su esposo no podía recibirle puesto que estaba de viaje .Le hizo pasar y le encerró en un cuarto muy oscuro lleno de humo. Cuando el Nuberu llegó de noche, le dijo que le olía a "cristianizu" pero su mujer le dijo que era un hombre que había conocido en Asturias. Entonces dijo Xuan Cabrita: "Coimes, esi home entós, ye amigu míu, non a esi nun se mata non". Le invitó a cenar y estuvieron charlando hasta altas horas de la noche. El nuberu, le contó que la esposa del muchacho se iba a casar nuevamente porque pensaban que había muerto. El muchacho desolado, pide ayuda a Juan, y este prometió llevarlo volando subido sobre él por los aires. Llegaron rapidamente a Asturias, ya era de mañana, y justo pudieron divisar el momento antes de entrar en la iglesia para realizar la boda. En ese momento el pastor se le escapó decir: "Ay, dios ya veo el mío pueblu". En ese instante el Nuberu pegó tal sacudida que le descabalgó arrojándole al vacío, pues no quería oir nombrar ni a dioses ni a Santos, pero tuvo suerte y consigue quedarse enganchado en un árbol próximo a la iglesia por lo que tan solo sufrió arañazos y consiguió impedir la boda de su mujer. Se cuenta que tiene mujer e hijos, y que vive en lo alto de una montaña en una ciudad cubierta de nubes, y cuando sale de allí es para descargar tormentas y aguaceros sobre la gente.
"¿Y cómo, pues, es Nuberu?
Pues, según quién y conforme,
es contrahecho y deforme,
de mala leche, y sombreru
en su gran cabeza enorme..."

(Dicho popular)
Se dice del Nuberu que tiene parientes tan dañinos como él. En algunas partes de Asturias se conocen como Reñubreiru, Escolar, Nubreiru o Xuan Cabrita, aunque en la mayoria de los casos, todos son el mismo.

Para enfrentarse al Nuberu existen varias formulas. Prender una llama de lloreu bendito, encender una vela llamada Tinieblina que se traía de la misa de Jueves Santo, sacar afuera la pala del horno, la pala y el rodabiellu o xurradoriu, y colocarlos en forma de cruz. Colocar un hacha o unas tijeras apuntando hacia la nube ... auqneu la más popular es la mencionada antes, de tocar las campanas.

2 comentarios:

Fenix dijo...

Me ha parecido de lo más interesante. Nunca había oído hablar del Nuberu y me ha parecido que los ecologístas deberían tenerlo como "santo patrón" por lo menos, por el amor que siente hacia la naturaleza (es broma)
Un abrazo

Dynara dijo...

Anda, tambien tienes un post sobre el Nuberu...y además muy completo. ^__^ Yo tambien voto por el nubeiro como santo patron...xDD

¡Un saludo!


http://runamagica.blogspot.com/