jueves, 8 de enero de 2009

MEDEA

Medea, de Evelyn Morgan

Hija de Eetes, rey de la Cólquida y de la nínfa Idía. Otros dicen que su madre fue la ninfa Asterodia.
Sacerdotisa de Hécate, que incluso se llega a decir que es su madre y de la que se supone que aprendió los principios de la hechicería junto con su tía Circe, por lo que es considerada una de las primeras brujas.
Uno de los papeles más importantes en la mitología es en relación de la historia de Jasón y los argonautas, que llegaron a la tierra de su padre en busca del vellocino de oro.
El rey Eetes prometió que se lo entregaría a cambio de realizar ciertas tareas.Primero, Jasón tendría que uncir dos bueyes, que exhalaban fuego por la boca y arar un campo con ellos. Después, sembrar en los surcos practicados unos dientes de dragón que que el rey les dio. Jasón aceptó las condiciones, aunque no tenia idea de como llevarlas a cabo.
Eros interviene y hace que ella se enamore profundamente del joven, y le ayudará, implicando con esto traición a su casa, a su familia y a su país.
Por la noche, antes de realizar las tareas, visitó la tienda de Jasón y le proporcionó pociones, ungüentos mágicos e instrucciones precisas para lograrlo.
Para no quemarse, Jasón se untó el cuerpo con una de las cremas que Medea le había dado, y gracias a su fuerza y astucia, pudo atar a los bueyes. Después, sembró con los dientes de dragón, y pudo ver, cómo de cada diente plantado surgía un soldado esqueleto fuertemente armado, dispuestos a atacarlo. Jasón siguiendo los consejos de Medea, los derrotó.
El rey Eetes estaba enfurecido y se negó a darle el vellocino.
John William Waterhouse: Jason y Medea

Entonces, Medea les condujo al bosque donde se escondía el Vellocino de Oro, custodiada por una gran serpiente que nunca dormía y que hechizaba a quien osase mirarla. La princesa evitó que los argonautas fueran hipnotizados, gracias a unas hierbas especiales y sus propios poderes, consiguió dormir a la serppiente. Así logró hacerse Jasón con el vellocino dispuestos a partir.
Pero Medea intenta huir con ellos, y en la huida, mata a su hermano y después a Pelias.
La expedición de los argonautas partió así con Medea que había rogado poder ir con ellos a cambio de sus servicios. Jasón accedió, y además, prometió hacerla su esposa, jurándole fidelidad.
El rey, iracundo, a su hijo mayor Apsirto junto con una gran flota a perseguirlos. Cuando los alcanzó, Jasón acordó con este entregarle a Medea a cambio de poder continuar su viaje con el Vellocino. Pero Medea, sabiendo las intenciones, planeó una estratagema en donde hermanastro se presentaría solo a la negociación, lo que aprovechó Jasón para asesinarle, y tirar por la borda del barco su cuerpo troceado. El desconsolado rey tuvo que entrenerse recogiendo uno por uno los restos de su hijo, lo que dio ventaja a los argonautas para que pudieran escapar.
Al llegar a Tesalia, Medea profetizó que el timonel del Argo, Eufemo, reinaría sobre Libia. Se cumplió tiempo después gracias a Bato, descendiente del timonel.
En Creta, después de que Circe purificara a la princesa el asesinato de Apsirto les fue imposible tomar tierra, pues la isla estaba custodiada por Talos, el gigante de bronce. Este solo tenía una vena que le llegaba desde el cuello al tobillo y que estaba rematada en un clavo que evitaba que se le saliese la sangre. Medea hizo beber al gigante una poción prometiéndole que le haría inmortal, pero que en realidad era un potente somnífero. Después le sacó el clavo y dejó que se desangrara, pudiendo así entrar en el puerto de Creta.
Hera hizo que el rey Pelias que se enamorase de Medea, pues creía que ella lo mataría.
Cuando Jasón y Medea llegaron a Yolcos, Pelías se negó a entregarle el trono, a pesar de que habían traído el vellocino. Medea conspiró para que fueran las propias hijas de Pelías las que acabasen con él: disfrazada de anciana sacerdotisa de Artemisa, les demostró que se podía rejuvenecer a un anciano troceando a Esón, padre de Jasón, e hirviendo los pedazos en un caldero. Al instante un Esón rejuvenecido saltó de él. Pero cuando las hijas de Pelías, exceptuando la menor de ellas, con la mejor intención, hicieron lo mismo, éste no sobrevivió.
El pueblo, se rebeló, por lo que la pareja tubo que avandonar Yolco,viajando ahora a Corinto. Allí Jasón acordó con el rey Creonte abandonar a Medea, a la que el Rey pretendía expulsar de Corinto, ya que tenia derecho al trono, y asi, el héroe, unirse a la hija del rey, la princesa Glauca. Medea celosa, envió a Glauca como regalo de bodas un manto de bellísimo. Al ponerselo, este prendió fuego consumiendo a la princesa y a Creonte, que se había abalanzado sobre ella para salvarla. A continuación, mató a los dos hijos de Jason que habían tenido en común, para hacerle sufrir. Los habitantes de Corinto, en venganza por la muerte de Creonte la apedrearon en el templo de Hera obligandola a abandonar la ciudad en el carro de serpientes aladas que le había regalado su abuelo Helios.




También se dice que fue la ciudad la que mató a los hijos de ambos. Así, la ciudad se sumió en la enfermedad, y una epidemia mató a todos los niños de la ciudad. El oráculo de Delfos, dijo que debían hacerse rituales de sacrificio en honor de los hijos de Medea para librarse de la epidemia. Y así sucedió.
Cuando Medea huyó de Corinto se propuso buscar a Heracles, que le prometió auxilio en el caso de que Jasón no cumplirera su palabra. Lo encontró en Tebas, pero estaba loco por los hechizos de Hera. Medea le curó con sus remedios. Sin embargo Euristeo exigia a Heracles que realizara sus trabajos, por lo uqe no pudo ayudar a la princesa.
Viajó por multiples lugares, hasta que llegó a Atenas, en donde el rey Egeo se casó con ella, teniendo un hijo ambos llamado Medo.
Cuando Teseo, hijo secreto del Rey llegó a Atenas, para que su padre le reconociera como heredero, Medea lo tomó como una amenaza al futuro de su hijo, e intentó envenenarlo. Pero Teseo la descubrió, y acusada de cometer crímenes y de brujería, Medea huyó con su hijo
Posteriormente se fue a Italia, enseñando a sus pobladores a encantar serpientes, pasando a ser venerada alli como una diosa con un nuevo nombre: Angitia.
Siguió viajando por medio mundo, hasta que por último fue en auda de su padre, destronado por su hermano Perses.
Medo mató a Perses y el país recibiría en su honor el nombre de Media
Medea no murió, sino que se hizo inmortal y moró en los Campos Elíseos donde dicen que se casó con Aquiles.

No hay comentarios: