sábado, 24 de enero de 2009

HECATÓNQUIROS

Ilustración de Rachael Mayo
En la mitología griega los Hecatónquiros o Hecatónqueros ‘los de cien manos’, eran gigantes con cien brazos y cincuenta cabezas, hijos de Gea y Urano.
Su padre los arrojó al Tártaro, pero fueron rescatados por su hermano Crono en peticióna de Gea, al que ayudaron vencer a su padre.
Pero posteriormente, éste les volvió a encerrar por miedo, en el Tártaro, donde permanecieron guardados por Campe hasta que Zeus les rescató.
Por ell, ayudaron al rey del Olimpo en la Guerra de los Titanes, arrojando rocas de cien en cien a los Titanes.
Al terminar la guerra los Hecatónquiros se establecieron en palacios en el río Océano, convirtiéndose en los guardianes de las puertas del Tártaro, donde Zeus había encerrado a los Titanes.

Hay una historia, que cuenta que los dioses estaban intentando derrocar a Zeus, y éste llegó a ser encadenado por Hera, Atenea y Poseidón, pero fracasaron cuando Tetis invocó a los Hecatónquiros y éstos acudieron en su ayuda.
A veces se les considera deidades del mar.
Los Hecatónquiros eran Briareo , Giges y Coto .
De los tres, el más popular fue Briareo, que, por ayyudar a Zeus, este le concedió la mano de Cimopolea, una hija de Poseidón, y se estableció con ella en un palacio en el río Océano. Con ella fue padre de dos ninfas: Oilica y Etna.