jueves, 8 de enero de 2009

CICLOPES


Gigantes de un solo ojo en medio de la frente.

Hijos de Urano y Gea, eran principalmente grandes constructores algunos, y otros practicantes de artesanía.
Fuertes, de mal temperamento y muy cabezotas.
En un principio eran tres: Brontes, Estérope y Arges (también llamado Piracmón). Se les atribuían las viejas fortificaciones de pueblos anteriores y eran venerados como protectores del trabajo de artesanía y arte. También se les tenía por buenos pastores.
Estos dieron a otra generación, sus hijos también ciclopeos, llamados Eurialo, Elatreo, Traquio y Halimedes.
Su padre, los temia, dado el caracter que presentaban, por lo que decidió que, para su seguridad, lo mejor seria en cerrarlos en el Tártaro.
Gea, afligida, pidió a su hijo Crono que los liberase.
Agradecidos, los cíclopes ayudaron a derrotar a Urano, pero Crono, dudando de sus acciones, les volvió a encarcelar en Tártaro, donde permanecieron, guardados por la diosa Campe, hasta que su hijo Zeus, los liberó.
En agradecimiento, forjaron los rayos que Zeus emplea como armas: Arges les daba brillo, Brontes el trueno, y Estéropes el relámpago.
Estos tres ciclopes, a veces se los relaciona con Hefesto, como sus auxiliares en la fragua divina
También le ayudaron en la guerra para derrocar a Crono y a los otros Titanes.
Estos Cíclopes también crearon el Tridente de Poseidón, con la capacidad de crear terremotos; el arco y las flechas de Diana, y el casco de invisibilidad de Hades.
Se supone que fue Apolo quien mató a los Cíclopes, en venganza frente a Zeus que mató a su querido hijo Asclepio con un rayo.
Pero hay mas Cíclopes en las leyendas. Se les relaciona con los viajes de Odiseo. Era un grupo que vivía en una isla apartada. También considerados hijos de Gea y Urano, de la sangre vertida por este que cayó en su esposa cuando fue castrado.
Algunos de estos, se les considera comedores de hombres, caso de Polifemo, que se come unos cuantos marineros de la tripulación de Odiseo.
Muy belicosos, hay algunas honrosas excepcones, como Telemo,con el don de la profecía, y predijo a Odiseo que le sacaría el ojo a Polifemo .Este a su vez, también se encuentra dentro de este grupo, aunque este era hijo de Poseidón y la ninfa Toosa. Este grandullón se enamoró de la dulce nereida Galatea. Cuando Galatea lo rechazó en favor del pastor Acis, el celoso ciclope lo mató al tirarle un canto rodado. Galatea transformó la sangre de Acis en un río y así el muchacho se transformó en un dios río.

Polifemo terminó siendo padre con Galatea de Gálata, Celto e Iliria, dioses menores.
Este seundo grupo, se considera en general como soberbios y sin normas establecidas. Confian en los dioses inmortales, no plantan ni cosechan con sus manos, ni labran la tierra, sino que todo les nace sin sembrar y sin arar: el trigo y la cebada, y las viñas que producen vino. La lluvia de Zeus se los hace crecer. No tienen ágoras donde se emite consejo ni leyes; habitan las cumbres de elevadas montañas en profundas cuevas, y cada uno gobierna a sus hijos y mujeres y no se preocupa de otros.
Otro cíclope famoso es Balor, rey de los Fomorianos quien, al igual que los tres cíclopes de la raza original, tenía una mirada que fulminaba todo lo que viera; este último cíclope tuvo un nieto de nombre Lugh quien lo venció en una lucha feroz.
Ciclope Polifemo, de Daniloff
Los Cíclopes, por tanto, sin esfuerzo alguno por su parte, disfrutan de una situación privilegiada, propia de quienes en la primera generación eran hijos de Gea y Urano, y, por tanto, tíos de Zeus. Polifemo, por su lado, hijo de Poseidón, es sobrino de Zeus