viernes, 19 de diciembre de 2008

DIONISIO o BACO, EL DIOS DEL VINO


Es el señor del vino, inspirador a causa de ello de locuras rituales y el éxtasis.
Es el dios que nació dos veces.
Hijo de Zeus y Semele, hija del rey Cadmo de Tebas, esta hermosa mortal estaba enamorada del dios y obsesionada con su poderío, por eso, una noche cuando estaba recostada sobre él, le pidió que se mostrase en toda su magnitud.
Zeus, tenía sus dudas, y la advirtió de que se debía mantener a distancia, porque era peligroso para ella su presencia divina.
Cuando Zeus se presentó con toda su magnitud, Semele hechizada, se olvido de la advertencia, y corrio a los brazos de su amado, cayendo fulminada y muriendo carbonizada.
Zeus fue en su auxilio, pero fue en vano para ella, sin embargo, el hijo que esperaba de él sobrevivió. Pero era demasiado pequeño aún, asi que Zeus decidió coserselo al muslo hasta su completa formación.
Tras su nacimiento, el Dios pidió a Hermes que le buscara un lugar para alejarlo de Hera.
Hermes encargó la crianza de Dionisio al rey Orcomeno. Pero con todo, Hera se enteró y como castigo enloqueció a la pobre nodriza que cuidada al niño.
Para evitar males mayores, Zeus se lleva al ninño fuera de Grecia, viajando por diferentes lugares, aunque ninguno le parecia adecuado a Zeus para su hijo, hasta que llegó a Nisa, en donde le dejó para que lo cuidaran y educaran unas ninfas de la lluvia, junto son Sileno y unos satiros que le protegian.
Cuando Dioniso creció, descubrió la cultura del vino y la forma de extraer su precioso jugo, pero Hera hizo que se volviese loco y le empujó a vagar por diversas partes de la tierra.
En Asia se topó con Rea, que le curó y le enseñó sus ritos religiosos.

El triunfo de Baco, Goya
Es un dios muy prolificos en leyendas.

Como hombre joven, Dioniso era excepcionalmente atractivo. Una vez, disfrazado como un mortal junto a la orilla del mar, fue visto por unos marineros. Pensando que era era un príncipe, intentaron secuestrarle para obtener oro a cambio. Probaron a atarle,pero no pudieron, y Dioniso iracundo, se convirtió en un fiero león, matando a todos los que entraron en contacto con él. Los que saltaron por la borda fueron transformados compasivamente en delfines.
Le dió a Midas el poder de convertir en oro a todo lo que tocaba.
Fue él, el que cuando Hefesto apresó a Hera en un trono mágico, lo embauco y emborrachó y lo llevó de vuelta al Olimpo, donde liberó al fin a la Diosa.
Cuando Teseo abandonó a Ariadna durmiendo en Naxos, Dioniso la encontró tan hermosa que se casó con ella. Tuvieron varios hijos: Toante, Estáfilo, Pepareto y Enopión, que se suicidó o murió a manos de Perseo.
No fue los unicos hijos que tuvo. Mantuvo relaciones con otras diosas y mortales (Circe, Afrodita, Altea, ...) que le dieron varios descendientes.
En principio no forma parte del panteón de los dioses principales del Olimpo, pero este, a raiz de crear el vino, su padre Zeus considera que debe tener un lugar. Pero para mantener un número equitativo, sobraba un dios, por lo que fue Vesta quien decide cederle su lugar para mantener la armonia de los números.
Su culto estaba muy difundido, desarrollando unas fiestas muy populares conocidas como bacantes, en donde las mujeres abandonaban sus casas durante las fiestas y durantes las procesiones bailaban de forma descontrolada. Aparte durante estas fiestas se representaban obras de teatro, por lo que se le atribuyó protector de la dramaturgia griega.
Pero anteriormente, las bacantes o bacanales, se celebraban en secreto y con la sola participación de mujeres Posteriormente, se extendió la participación en los ritos a los hombres y las celebraciones tenían lugar cinco veces al mes. La notoriedad de estas fiestas, donde se suponía que se planeaban muchas clases de crímenes y conspiraciones políticas, provocó fueron prohibidas en Italia, excepto en ciertas ocasiones especiales que debían ser aprobadas por el Senado. Pese al severo castigo infligido a quienes se sorprendía violando este decreto, las bacanales no fueron sofocadas.

Lleva consigo el bassaris o piel de zorro, simbolizando la nueva vida. El toro, la serpiente, la hiedra y el vino son los signos de la característicos del Dios. Está ademas asociado con los sátiros, centauros y silenos. A menudo aparece montando un leopardo en un carro tirado por panteras.

No hay comentarios: