jueves, 6 de noviembre de 2008

SIRENAS



Aunque aparecen en otras mitologías occidentales, originalmente se deben a la mitología clásica.
En origen, eran mitad mujeres, mitad pájaros, que con su canto, hipnotizaban a los hombres.

Con el paso del tiempo, su imagen pasó a ser como actualmente se conocen, mujeres jóvenes con cola de pez, también siendo escelentes cantoras.
En principio, no hay referencias a "sirenos". Su equivalente masculino serían los tritones.
Diferentes relatos, las hacen descendientes de dioses fluviales, Alqueo o Forcis, sin la interveción de deidades femeninas o mujeres.
Por otro lado, al ser cantarinas, se las hacen descendientes de algunas musas, las relacionadas con el canto y el baile.
Vienen a ser el equivalente de las ninfas, pero en el mar.
También se las emparentan con Escila y Caribdis.
La leyenda mas conocida, es quizá, la protagonizada por Jason y los argonautas. Aqui, las sirenas se muestran en la primera versión, como medio pájaros. Cantaban a los marineros, para hacerlos naufragar junto a las rocas donde habitaban. Pero uno de ellos, Orfeo, resistió a sus encantos, competiendo con ellas en el canto, pudiendo salvar así a su tripulación. Sintiéndose derrotadas, se dice, que se transformaron en piedras, según unas versiones, y que se arrojaron al mar, según otras.
Cuando Odiseo terminó la guerra de Troya y vagaba por los mares, también se cruzó con ellas. Este, pudo escapar de su encanto gracias a Circe, que le recomendó que su tripulación se tapara los oídos con cera para que no pudieran escucharlas, mientras él, se ataba al mástil del barco, deleitándose de su musicalidad, pero a salvo de su encantamiento.
Sirenas conocidas son, entre otras, Agláope, Telxíone, Teles, Leucosia...


La primera conocida con forma de pez fue Atargatis, una deidad siria correspondiente a la diosa luna
Se dicen que eran mortales, pero bastante mas longevas que los hombres.
También aparecen el algunos relatos de las mil y una noche.
Incluso narraciones mucho mas contemporánea, hablan de su existencia, asi, Cristobal Colón dice haberlas visto, aunque: no tan bellas como las dibujaban los antiguos. (Se supone que lo que vió, era realmente un manatí )