domingo, 30 de noviembre de 2008

AQUILES, EL DE LOS PIES LIGEROS

Aquiles con Quirón
Es uno de los miembros más famoso e importante de la expedición griega que marchó a la guerra frente a Troya.
Hijo de un mortal, Peleo, rey de los mirmidones y de una nereida, Tetis (diosa del mar)de gran belleza, tanto que Zeus y Poseidón se habían disputado su mano hasta que Prometeo (o, según otras fuentes, Temis), profetizó que Tetis engendraría un hijo más grande que su padre. Por esta razón ambos tuvieron que renunciar a su deseo, y Tetis fue obligada a casarse con Peleo.
Cuando nació Aquiles, le zambulló nada mas nacer en las aguas del lago Estigia, para que fuera invulnerable. Solo el talón por el que lo sujetaba su madre, quedó fuera del agua.
Se crió con el centauro Quirón en las laderas de monte Pelión y con él su intimo amigo Patroclo. Aprendió las artes de la guerra y de la caza, junto con el estudio de plantas medicinales, y la música.
Entonces, su madre le escondió entre las hijas del rey de Esciro, Licomedes, para intentar apartarlo de su destino. Pero los griegos, ya a punto de partir hacia Troya, mandaron a Ulises, su amigo, para encontrarle y convencerle de que se uniera a la batalla.
Cuentan, que Licomedes negó que estuviera allí, en palacio, y el astuto Ulises llevó a las hijas del rey adornos y joyas, que despertaron su admiración, pero también llevó un escudo y una lanza, al tiempo que hizo sonar un clarín. Aquiles no pudo contenerse, lanzándose sobre las armas poniendose al descubierto. Así, el hijo de Peleo prometió a su amigo ayuda a los griegos, incorporándose a sus filas.
Durante el curso de la guerra de Troya, Aquiles estuvo siempre en la vanguardia de la lucha, y se dice que 1 ciudades enemigas fueron destruidas por él y sus hombres, los mirmidones, por tierra, y 11 más por mar.



Tras el saqueo de Lirnesa le tocó como botín una joven cautiva, de nombre Briseida, que compartía la tienda del héroe. Mas tarde, el rey Agamenón, jefe de la expedición griega, recibió también, después del saqueo de Crisa, a una joven sacerdotisa de Apolo, Criseida. El dios ofendido, desencadenó sobre el ejercito griego una nube de flechas y un gran número de soldados cayeron.
Para mostrar clemencia con el dios, Aquiles propuso devolver a la sacerdotisa. Agamenón se resistió, pero ante la insistencia de los demás reyes y jefes de batalla, decidió complacerlos, aunque para mantener su autoridad exigió tener a Briseida. Aquiles no tuvo mas remedio que ceder, pero herido en su orgullo y honor, anunció que no volvería a luchar. Su ausencia en el campo de batalla, infundó fuerza a los romanos, que empezaron a hacer mella en las filas griegas. Estos pedían al héroe que volviera a luchar, pero Aquiles se negaba en redondo, incluso hasta cuando Agamenón, viendo el daño entre sus tropas, cedió y le devolvió a la esclava.
Aquiles y Patroclo
Sin embargo, fue la muerte de su amigo Patroclo, muerto por el héroe troyano Héctor, cuando portaba la armadura del héroe, le porvocó tal dolor, que Aquiles decidió volver a la guerra, para vengar a Patroclo. Cegado por la ira, volvio al campo de batalla con la fuerza de diez hombres. Arrinconó y retó en combate singular a Hector, que murió abatido por su lanza; arrastró delante de las murallas de Troya el cuerpo del principe, atado a su carro, y se negaba entregarlo para que recibiera sepultura, hasta que el padre de este, Príamo, se introdujo una noche en el campamento enemigo, hablo con Aquiles, y este permitió que se llevara el cuerpo de Hector, dando ademá una tregua de tres días. Por otro lado se dice que fueron los dioses, disgustados por el comportamiento de Aquiles, los que consiguieron que reconociera la falta de respeto por los caidos y asi entregar el cuerpo del héroe troyano.

Dibujo de Julia Bell

Aquiles,poco disfrutaría de los botines obtenidos en la batalla, tras la muerte de Hector. En una 
de tantas refriegas a los pies de las murallas de la ciudad, se enfrentaron Aquiles y Paris, el hermano pequeño de Hector y amante de Helena, y el responsable del comienzo de la guerra de Troya. Este, bajo la protección de Afrodita, supo como enfrentarse al héroe, disparando una flecha, que dirigida por el dios Apolo, se ensartó en el único punto débil del griego: su talón.
Con nueve años, el adivino Calcas profetizó que los griegos no podrían tomar Troya sin la participación de Aquiles, pero que este moriría ante los muros de la ciudad, sin entrar en ella.

Muerte de Aquiles, Rubens
La herida acabó con la vida de uno de los héroes más valerosos y arrojados que recuerda la tradición griega. No se está muy seguro si tubo descendencia. Se le tribuye un romance con Deidamía con quien tuvo a su único hijo, llamado Neoptólemo.

2 comentarios:

JC dijo...

La primera imagen que tienes no es de Aquiles, es Heracles o Hércules en su entrenamiento con Quirón. Se puede identificar por la piel del león (atributo por haber matado al león de Nemea) y la lira en el piso (porque Quirón lo entrenó en la lira y el canto, además de tirar con arco y flecha, de luchar armado y de guiar el carro).

Queso_76 dijo...

Gracia JC...
La verdad que la imagen la encontre en internet, y como siempre, intento buscar el autor, que no di con él, por eso animo siempre a que si la gente conoce autores y nombe de los cuadros, me lo haga saber.
Por otra parte, bueno, en lo de la lira tienes razón,anqu en este cuadro, no hay la famosa piel de león, y hy que admiir, que al igual que heracle, Aquiles fue instruido e la artes y en la música
Saludos!